AMBIENTE Y COMUNIDAD

UNIDOS HACIA LA SUSTENTABILIDAD

viernes, 10 de julio de 2015



Este incendio lleva ardiendo cien años (y podría seguir miles más)


En Jharia, al este de India, hay un incendo que lleva ardiendo desde 1916 y no parece que tenga intención de extinguirse. De hecho, se calcula que puede seguir en llamas miles de años más. El fuego se encuentra bajo tierra, en las antiguas minas de carbón situadas en la localidad, y es precisamente la abundancia de ese mineral que actúa como combustible lo que dificulta su extinción.
Aunque no se sabe con seguridad como empezó el fuego, lo más probable es que ocurriese cuando las minas de carbón fueron clausuradas inadecuadamente. Expuesto al oxígeno y a altas temperaturas, el carbón pudo empezar a arder de forma espontánea. Con el tiempo han consumido unos 14 millones de toneladas de carbón, valorados en miles de millones de dólares. Todavía hoy siguen activos más de 70 focos de fuego, cuyas cenizas y emisiones gaseosas llegan a la superficie, afectando a la población que vive sobre las minas.
 
El fuego puede durar 3.800 años más
Azufre, carbono, óxido nitroso e hidrocarbonos se filtran a través de las grietas del suelo y de la propia tierra, causando enfermedades cardiorespiratorias a la gente de la zona: infartos, asma, EPOC y otras dolencias, que se suman a las ocasionales hundidas del suelo, llevándose por delante edificios y personas por igual. Desde hace décadas el gobierno indio ha tenido que evacuar y reubicar a comunidades enteras ante el peligro de un fuego que no se ve pero se siente.
 
El interior de la tierra es desde hace un siglo un auténtico horno. Según los expertos, la temperatura ha podido alcanzar en determinados momentos los 731 grados, y se calcula que 1.500 millones de toneladas de carbón que no han ardido son igualmente inaccesibles por el momento a causa de las llamas.
El fuego seguirá ardiendo, como decimos, hasta que se lleven a cabo medidas apropiadas para sofocar el fuego. Pero teniendo en cuenta cuánto carbón ha ardido desde que empezó el fuego hace un siglo, si todo el que sigue allí debajo llegase a arder a la misma velocidad, el fuego podría durar 3.800 años más.
 


 
Otros grandes incendios subterráneos
Aunque el caso de Jharia es espectacular por sus dimensiones, tampoco es único. Quizá el más conocido sea el de la ciudad de Centralia, en Pensilvania, donde se declaró un incendio en otra mina de carbón en 1962, y lleva ardiendo desde entonces. Aunque no se sabe exactamente por qué comenzó (de hecho, no se sabe exactamente cuándo empezó), se cree que se originó cuando un crematorio de basuras alcanzó una veta de carbón en una cueva. Se calcula que alcanza unos 100 metros de profundidad, y que al ritmo actual podría seguir ardiendo durante 250 años más.
A causa del fuego y sus emisiones, la localidad ha quedado abandonada: de los 2.790 habitantes que tenía en 1890, en 2013 solo quedaban 7. Se trata prácticamente de una ciudad fantasma, especialmente desde que en los 80 el gobierno estadounidense declaró el lugar inseguro y compró el terreno a los vecinos que estaban dispuestos a marcharse.
Pero el récord de antigüedad lo tiene sin duda la Montaña Ardiente de Australia, cuyo interior lleva ardiendo 6.000 años. Situada en Nueva Gales del Sur, a unos 220 kilómetros al norte de Sydney, hoy en día solo las pequeñas humaredas que salen del suelo aquí y allá tintadas de azufre hacen sospechar que 20 metros bajo la superficie, la tierra se consume.
Una vez más, es un misterio cómo comenzaron las llamas. Pudo ser un rayo, un incendio forestal o simplemente la combustión espontánea del carbón subterráneo. Los expertos no descartan que se tratase de un fuego comenzado accidentalmente por los aborígenes australianos, los primeros habitantes del lugar. Actualmente la Montaña Ardiente forma parte de una reserva natural y es una atracción turística famosa en el país.
Fuente: Wired
tomado: diario Ecología.com 

 



Cambio climático acabará con uno de cada tres osos polares en tan solo 10 años

 

El Servicio Geológico de EE.UU. señala que según la actualización de los modelos científicos no se vislumbra un futuro positivo para estos animales en todos los lugares del mundo, especialmente en Alaska.
Los gases de efecto invernadero son los causantes del calentamiento global y éste a su vez está reduciendo el hielo marino, por lo que estos animales están viendo cómo su hábitat disminuye año a año.
Los efectos de la disminución del hielo marino, que comenzó hace algunas décadas, se prolongarán durante todo este siglo.
Por desgracia, los científicos no han visto que las cifras de la población de estos animales repunte, por lo que es posible que de aquí al 2100 los osos polares ya no formen parte de la fauna.
La situación es tan grave que los osos polares está siendo obligados a vivir en la tierra debido a que ya no hay mucho hielo, por lo que están luchando para poder alimentarse.
Esta adaptación ha sido tal, que hace sólo un par de semanas atrás se vio a un oso polar comiéndose un delfín, animal que no forma parte de su dieta.
El año pasado los especialistas del Servicio Geológico de Estados Unidos encontraron que los osos polares en Alaska y Canadá se han reducido a la mitad, principalmente debido al impacto que tiene el adelgazamiento del hielo, lo que dificulta la posibilidad de cazar focas para alimentarse de manera correcta.
Tomado: diario ecología.com

jueves, 9 de julio de 2015



CLIMATOLOGÍA OCÉANOS

Las aguas profundas de los océanos guardaron el CO2 durante la glaciación

·         Las aguas profundas del océano Pacífico ecuatorial albergaron aguas envejecidas que almacenaron una gran cantidad de CO2 durante la última glaciación, según un estudio internacional liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona


 laminarias en un bosque de fucales en la isla de Alborán (Almería)/EFE/Juan Cuetos

Publicado por: Redacción EFEverde 7 julio, 2015 Barcelona
Las aguas profundas del océano Pacífico ecuatorial albergaron aguas envejecidas que almacenaron una gran cantidad de CO2 durante la última glaciación, según un estudio internacional liderado por el Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona.

La Redacción Recomienda

El estudio, que ha publicado la revista Nature Communications, ha revelado que hace unos 20.000 años, durante la época de máxima extensión de las capas de hielo en la última edad del hielo, las aguas profundas del Pacífico este ecuatorial estuvieron menos ventiladas, lo que, en principio, permitió acumular más CO2 y alejarlo de la atmósfera.
El trabajo apoya la teoría de que los océanos tuvieron un papel clave como responsables de los cambios en los niveles de CO2 registrados en la atmósfera durante épocas frías y cálidas.
“La ventilación oceánica hace referencia, principalmente, al tiempo que una masa de agua lleva alejada de la atmósfera, en profundidad, y que puede ser estimada a través del análisis del carbono 14 o radiocarbono”, ha explicado la investigadora del ICM-CSIC María de la Fuente.
Este elemento se forma en la atmósfera de forma continuada y es posteriormente incorporado por la biosfera terrestre y los océanos.

Resultados estudio :

Los resultados de este estudio muestran la existencia de una masa de agua profunda unos 1.300 años más vieja que la actual en el Pacífico este ecuatorial, durante el último período glacial.
Con el inicio de la deglaciación, la señal de carbono 14 indica una “reactivación” de la circulación oceánica, cambio que coincide con el aumento de CO2 en la atmósfera.
“Estos resultados apoyaran la hipótesis de que los océanos almacenaron grandes cantidades de CO2 en profundidad durante el último glacial, regulando así la concentración atmosférica a escala glacial/interglacial”, ha apuntado la investigadora Eva Calvo.
La científica ha explicado que el radiocarbono decae con el tiempo, lo que permite estimar la edad de una masa de agua.
Así, cuanto más tiempo permanezca una masa de agua sin intercambiar gases con la atmósfera, menor contenido en carbono 14 tendrá y, por tanto, más envejecida y menor ventilada estará.
Una masa de agua envejecida, además, tiende a acumular más CO2 disuelto, procedente de la acción de los microorganismos que oxidan la materia orgánica.
En el trabajo, los investigadores han analizado la evolución de la ventilación del Pacífico este ecuatorial durante los últimos 25.000 años para ver si había una masa de agua profunda más envejecida que la actual, que pudiese ser responsable de los cambios atmosféricos acontecidos durante la última deglaciación.EFE verde







PARA PARAGUAY

WWF pide al Papa que llame a autoridades paraguayas a frenar la deforestación

            Paraguay aprobó en 2004 una ley de Deforestación Cero, que rige para la región oriental del país hasta 2018, y que prohíbe las actividades de transformación y conversión de superficies con
      cobertura de bosques.


El Papa Francisco se despide en el aeropuerto Mariscal Sucre (Tababela, Ecuador). EFE

Publicado por: Redacción EFEverde 9 julio, 2015 ASUNCIÓN
EFEVERDE.- La Organización Mundial de Conservación (WWF, por su sigla en inglés) pidió este miércoles al papa Francisco, que llegará a Asunción el próximo viernes, que "haga un llamado a las autoridades" a frenar la desforestación en Paraguay y tomar medidas para abordar el cambio climático a nivel mundial.
WWF espera que el papa haga un llamado a las autoridades a asumir un compromiso firme ante las poblaciones más vulnerables en la adaptación ante el cambio climático en nuestro país, con políticas de desarrollo sustentable y sostenible y con una reforma agraria justa” dijo su representante en Paraguay, Lucy Aquino.
La ONG participará del encuentro con el pontífice en el estadio Leon Condou el sábado, cuando recibirá a organizaciones sociales de todo tipo, con la intención de posicionar “el fenómeno del cambio climático, en Paraguay, la región y el mundo”.
A partir de la encíclica Laudato Si (Alabado Sea) el papa llevó a la religión y a la ciencia a un diálogo para posicionar la problemática del cambio climático a nivel mundial, al afirmar en sus textos, que ambas son compatibles y se deberían apoyar mutuamente para plantear soluciones“, explicó la organización.
Aquino relacionó la importancia de la encíclica, la visita al Paraguay y el encuentro internacional que se tendrá a finales de este año sobre el Cambio Climático en París, Francia.
La Encíclica Papal envía un fuerte mensaje a los líderes gubernamentales y de la sociedad sobre un cambio que se debe dar en las políticas públicas y de producción, previo a la reunión de la Conferencia de las Partes (COP) en Francia, en donde nuestro Gobierno deberá convenir un nuevo acuerdo climático con el resto de los países del mundo“, agregó.
Paraguay aprobó en 2004 una ley de Deforestación Cero, que rige para la región oriental del país hasta 2018, y que prohíbe las actividades de transformación y conversión de superficies con cobertura de bosques.
La ley no afecta a la mitad occidental del país, donde se encuentra la región del Chaco, declarada reserva de la biosfera por Naciones Unidas y que registra una de las tasas de deforestación más altas del mundo, según la organización ambientalista Guyra Paraguay.
En la región occidental se encuentra además uno de los Parques Nacionales más extensos de Paraguay, el de Defensores del Chaco, objeto de un polémico proyecto de prospecciones geológicas y otro de búsqueda de hidrocarburos, ambos aprobados por el MOPC.
Francisco estará en Paraguay desde el viernes hasta el domingo, día en el que culminará una gira que antes le habrá llevado a Ecuador y Bolivia.






CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático amenaza a 1 de cada 6 especies

·         El riesgo de extinción a nivel mundial aumentará del 2,8 % actual al 5,2 %.

Pingüinos Emperador. (Giuseppe Zibordi/Michael van Woert/NOAA NESDI, ORA)
Publicado por: Redacción EFEverde 1 mayo, 2015 WASHINGTON
EFEVERDE.- Una de cada seis especies del planeta pueden correr el peligro de extinguirse debido al aumento de las temperaturas generado por el cambio climático si no se toman medidas, según un nuevo estudio publicado en la revista científica Science.
Si las emisiones de dióxido de carbono continúan la tendencia actual, la temperatura de la Tierra se incrementará cuatro grados por encima de los registrados en la época preindustrial, lo que provocaría la desaparición del 16 % de las especiales animales y vegetales de la tierra.
El estudio, dirigido por el investigador Mark Urban, de la Universidad de Connecticut (EEUU), analizó los datos de 131 estudios científicos sobre el riesgo de extinción por el cambio climático, con el objetivo de cotejar sus datos y sacar conclusiones.
De esta manera, Urban identificó una tasa de pérdida de biodiversidad vinculada al incremento de la temperatura del planeta por cada grado Celsius que experimente.
Así, si las temperaturas se incrementan en dos grados en comparación a la época preindustrial, el riesgo de extinción a nivel mundial aumentará del 2,8 % actual al 5,2 %.
“Si el mundo no se une para controlar las emisiones de gases de efecto invernadero y permite que la tierra se c aliente mucho nos enfrentaremos a una posible pérdida de una de cada seis especies”, aseguró el investigador.
“Muchas especies serán capaces de cambiar sus rangos y mantenerse al día con el cambio climático, mientras que otras no, ya sea porque su hábitat ha desaparecido o porque no pueden acceder a él”, explicó.

Sudamérica, la región más afectada

Asimismo, el porcentaje del incremento del peligro de extinción difiere dependiendo de las regiones, con Sudamérica a la cabeza (23 % si se superan los 4 grados), seguida de Australia y Nueva Zelanda (14 %).
Esto se debe a que estas zonas tienen climas muy únicos, por lo que albergan especies endémicas de pequeño tamaño que tendrían una complicada supervivencia.
América del Norte y Europa enfrentarían los riesgos más bajos con el 5 % y el 6 %, respectivamente.
Respecto a Asia, Urban advierte de que solo cuatro de los estudios que utilizó eran relativos a esta materia, lo que sugiere la necesidad de aumentar los esfuerzos de investigación sobre esa zona, así como sobre las regiones más amenazadas. EFEFUTURO


miércoles, 8 de julio de 2015



03/07/2015

Estudio alemán demuestra que el glifosato de Monsanto envenena la leche materna



Una investigación impulsada por el partido verde alemán, ha hallado altos niveles de glifosato, la sustancia tóxica principal del herbicida Roundup de Monsanto, en muestras de leche materna de 16 mujeres de diferentes regiones de toda Alemania. Tales niveles pueden dañar el desarrollo de los bebés y de las madres.
Se encontraron restos en la leche materna que estuvieron entre 0.210 y 0.432 nanogramos por mililitro (MPP). Al agua potable se le permite tener no un máximo de 0.100 nanogramos de glifosato por mililitro.
Irene Witte, profesora de toxicología en la Universidad de Oldenburg, describió los hallazgos como “intolerables”. Según Witte: “Nunca me hubiera imaginado que las cantidades fueran tan altas”.
Aunque el tamaño de la muestra en estas pruebas iniciales es pequeña y Witte cree que debería ampliarse, es indicativa de un problema importante.
Estas 16 mujeres indican que sectores más amplios de la población están siendo envenenados con glifosato, una sustancia declarada como cancerígena por la OMS pero que sin embargo sigue siendo comercializada, lo que equivaldría prácticamente a un lento asesinato masivo.
 Fuente original
Ecoportal.net
El Ciudadano
http://www.elciudadano.cl/



14/10/2013

¿Qué son los Transgénicos? ¿Cómo dañan a los Seres Humanos?

El material transgénico es a los organismos, como los virus a los computadores, su acumulación nos tranca la información necesaria para que el aparato funcione. Sin embargo, Monsanto asegura que sus productos son inocuos para el ser humano, usando el método de Equivalencia Substancial válido en algunos países.

Según datos de Corporate Watch, sólo 5 empresas monopolizan la venta de semillas transgénicas. Se trata de las 5 mayores agroquímicas del mundo: Syngenta, Bayer CropScience, Monsanto, Dupont (al que pertenece Pioneer Hi-Breed) y Dow.
La Monsanto ha trabajado este tema como un negocio completo. Vende la semilla transgénica resistente a ciertos pesticidas y herbicidas junto con los pesticidas y herbicidas. Así estos matan los insectos y otras plantas, pero esta planta es resistente. Ellos entregan informes de que los productos son inocuos para la salud humana, dan asistencia técnica y hacen contratos con los agricultores por el paquete completo.
La parte oscura del negocio es que ellos no han podido demostrar que sus productos NO son tóxicos, y han alterado el equilibrio en la agricultura de los países.
Muchos laboratorios independientes, es decir que no están financiados por ellos, han hecho pruebas por tiempos más prolongados que los usados por la Monsanto, detectando la alta toxicidad de sus creaciones. Toxicidad que proviene tanto de las propiedades que se le añaden a las plantas transgénicas, como de la forma de cultivarlas atadas a cantidades excesivas de pesticidas.
Una de las propiedades es la de producir semillas que son estériles, por lo que los agricultores deben abandonar su práctica ancestral de guardar semillas de un año para otro, y están atados para siempre con la compra de semillas para cada cosecha y con la compra del pesticida.
Este sistema de cultivos en que se fumigan campos con avión, son monocultivos en gran escala, que invaden con su polen transgénico y a veces esterilizante las propiedades vecinas y ponen en jaque las semillas tradicionales. Además suelen polinizar plantas nativas afines, haciéndolas resistentes al herbicida.
Y si Monsanto pilla a algún agricultor contaminado con su polen transgénico, se da el lujo de demandar al campesino, por haber sido polinizado con sus productos.
Suena monstruos, pero es así, y hay ejemplos en Canadá y USA.
Poco a poco las malezas se van haciendo resistentes al herbicida favorito, el glifosato, y los campesinos necesitan cada vez mayor cantidad para librarse de ellas o necesitan cambiar de herbicida, perdiendo la gran ventaja de la planta, que era la de ser resistente a un herbicida específico.
Esto trae un desequilibrio ecológico ya que hasta las bacterias que viven en la tierra y los insectos que polinizan tales como las abejas, están desapareciendo haciendo un daño enorme a toda la agricultura.
Daño en humanos: La Monsanto asegura que sus productos son inocuos para el ser humano, usando el método de Equivalencia Substancial válido en algunos países.
La “Equivalencia Substancial” consiste en “comparar el producto transgénico con su homólogo natural usando un número limitado de características y si se las encuentra similares, no hay razón para someter el producto a pruebas más minuciosas.”
“Esta premisa no tiene fundamento en la ciencia. No toma en cuenta la posibilidad de que en cada caso individual, la inserción de genes en el ADN puede causar alteraciones metabólicas, o la generación impredecible de sustancias potencialmente tóxicas.
Esto se fundamenta en razones moléculo-biológicas y además ha sido demostrado en casos experimentales Sustancias tóxicas de reacción muy lenta pueden ser muy difíciles de detectar. Por este motivo hay un riesgo considerable de que no serían detectados si se aplican las pruebas superficiales usadas para establecer la “equivalencia substancial”. (. Millstone E, Brunner E and Mayer S, “Beyond Substantial Equivalence”, Nature 401: 525-526, 7 Oct 1999.)
Y esto es lo que ha sucedido. Pruebas por tiempo más corto del necesario, desarrollo de las llamadas “enfermedades modernas” por acumulación de pesticidas y herbicidas en los organismo humanos, son algunas de las consecuencias visibles del uso de transgénicos para alimentación humana y animal.
Últimamente han aparecido más estudios confirmando la toxicidad del Bt y del glifosato en seres humanos.
Transgénicos Bt
Son aquellos sometidos a un evento transgenizador destinado a producir las toxinas Bt en su organismo, hojas y raíces, que son pesticidas naturales producidos por el Bacillus thuringiensis.
Hasta hace poco tiempo se pensaba que las toxinas Bt eran dañinas solamente para los insectos. Las investigaciones recientes muestran que son hemotóxicas aún en pequeñas dosis. La hemotixinas destruyen los glóbulos rojos, perturban la coagulación y causan desgeneración orgánica y daño en los tejidos.(1)
En países con gran producción de transgénicos como Canadá, se ha encontrado esta toxina en la sangre de un 90% de la muestra que fue sometida a test y en un 80% de infantes recién nacidos, en el cordón umbilical.(2)
El Glifosato
“El ingrediente activo del Roundup, llamado Glifosato, es el herbicida más popular usado en todo el mundo. La industria afirma que es mínimamente tóxico para los humanos, pero aquí nosotros argumentamos lo contrario.
Se han encontrado residuos en los alimentos más masivos de la dieta de Occidente, formada principalmente de azúcar, maíz, soya y trigo.

El efecto inhibidor del Glifosato sobre las enzimas Citocromo P450 (CYP), es el componente no tomado en cuenta respecto a su toxicidad para los mamíferos.
Las enzimas CYP juegan un papel crucial en biología, uno de los cuales es detoxificar xenobióticos, (compuestos de estructura química muy atípica en la naturaleza debido a que son sintetizados en laboratorios. N del T)
Así el Glifosato acentúa los efectos dañinos de otros residuos químicos tóxicos relacionados con los alimentos y de toxinas ambientales. El impacto negativo sobre el cuerpo es insidioso y se manifiesta lentamente en el tiempo como daños de origen inflamatorio sobre los sistemas celulares a través de todo el cuerpo.”(3)
Se podría concluir que si una planta que contiene el evento Bt es cultivada en un mar de glifosato, el efecto puede potenciarse ya que el Bt desactiva los mecanismos que tiene el cuerpo de detoxificar y el glifosato es una toxina.
Estas otras toxinas a las cuales el Bt acentúa su efecto dañino, provienen de las carnes de animales alimentados con transgénicos o vegetales corrientes que han sido rociados con glifosato como herbicida.
Y se ha comprobado que la suma de “eventos” ingeridos por los animales como los cerdos, que tienen un metabolismo parecido al de los humanos, al mezclar soja transgénica con maíz transgénico y restos de proteínas transgénicas en su alimentación, produce una inflamación en todo el sistema gastrointestinal. (4)
La Medicina Biológica nos habla de la Entropía Semiótica del Microbioma, refiriéndose a la desorganización por efectos del glifosato, en las señales biológicas propias de los organismos, específicamente la flora del tracto intestinal, que modula varios sistemas del Ser Humano, incluyendo el sistema inmune, y la obesidad de las personas.
Los Zoólogos nos hablen de la muerte de las abejas, las grandes polinizadoras de las cosechas, debido a que estos pesticidas producen interferencia en sus sistemas de comunicación y de orientación. Esto revela que algunos pesticidas atacan al sistema íntimo de comunicación biológica desarrollado por los sistemas vivientes durante millones de años, tema que no estaba previsto por los investigadores y que es una tragedia de proporciones para la Agricultura.
Pero ahora, que los estados están accediendo a la presión de las grandes transnacionales, y PERMITEN patentar el genoma de las plantas, animales, e incluso el del ser humano convirtiendo la vida en un súper negocio ¿quién se atreverá a detenerlo?
Aparentemente la Monsanto ha abandonado Europa, siendo el último Dinamarca hace unos pocos días. En América Latina existen varios países que han legislado sobre el tema, y Venezuela está diseñando una nueva legislación para controlar los transgénicos. Tomado del informe: Los Transgénicos: Todo lo que Ud. necesita saber para defenderse de ellos (Olga Larrazabal S., Piensa Chile). Lea el Informe Completo
Fuente: EcoPortal.net
Notas:
(3) Entropy 2013, 15(4), 1416-1463; doi:10.3390/e15041416